Como una de las tiendas de alfombras de Vitoria queremos que descubras de nuestra mano toda la calidez que pueden aportar a las estancias de tu casa. Hace semanas que el frío hizo acto de aparición y queremos que lo combatas de la forma más cómoda posible. Por eso queremos aprovechar estas líneas para repasar las ventajas de estos elementos básicos en el campo de la decoración. 


No podemos negar que una excelente opción para los meses fríos es decorar los suelos con el color y la calidez que aportan las alfombras de Kibbutz. Sobre todo en las casas con niños. Además de gustarnos desde un punto de vista estético, una alfombra ha de encajar con el resto de la decoración del hogar. Por supuesto, hay que buscar siempre una buena relación calidad-precio y apostar por un diseño adecuado al lugar donde las coloquemos. Por descontado, no será lo mismo una alfombra para el cuarto de baño que una para el salón o el dormitorio. En el caso de las oficinas ha de prevalecer la facilidad de mantenimiento y conservación. En cambio, para casa podemos fijarnos en otros aspectos como la textura. 


Como una de las tiendas de alfombras de Vitoria te recomendamos no sobrecargar el suelo porque restará luminosidad a las habitaciones. Si la luz natural es escasa lo más aconsejable será una alfombra en tonos verdes claros, amarillos o beige para crear un efecto óptico de amplitud. En cambio, los estampados oscuros dan un toque más acogedor y disimulan mejor las manchas y las pisadas. Por supuesto, para que tus alfombras se mantengan siempre con buen aspecto es importante pasarles la aspiradora con regularidad.